top of page
  • Foto del escritorFrancisco Acuña

La Importancia de las Preguntas en los Estudios de Mercado: Lecciones del Principito

En el clásico cuento "El Principito" de Antoine de Saint-Exupéry, hay una sección memorable donde el pequeño príncipe reflexiona sobre la peculiaridad de los adultos y su enfoque en los números en lugar de las cosas que realmente importan. Esta reflexión nos lleva a considerar cómo las preguntas que formulamos en los estudios de mercado reflejan nuestras prioridades y valores, y cómo podemos enriquecer nuestra comprensión adoptando una variedad de enfoques.


el principito

Cuando analizamos los estudios de mercado, a menudo nos encontramos con una tendencia a centrarnos en datos cuantitativos: números de ventas, cifras de crecimiento, métricas de rendimiento. Si bien estos datos son importantes para evaluar el éxito y la viabilidad de un producto o servicio, no cuentan toda la historia. Al igual que los adultos en "El Principito", podríamos estar pasando por alto lo que realmente importa al no hacer las preguntas adecuadas.


Entonces, ¿qué significa hacer las preguntas adecuadas en los estudios de mercado? Significa ir más allá de los números y explorar las experiencias, percepciones y emociones de los consumidores. Al igual que el pequeño príncipe, debemos preguntarnos no solo qué compran las personas, sino por qué lo compran, cómo se sienten al respecto y cómo afecta sus vidas.

Veamos algunas formas en que podemos aplicar esta filosofía al diseño de estudios de mercado:



  1. Preguntas Abiertas*: En lugar de limitarnos a preguntas de opción múltiple con respuestas predefinidas, deberíamos incluir preguntas abiertas que permitan a los participantes expresar sus opiniones en sus propias palabras. Esto nos brinda una comprensión más profunda y rica de sus pensamientos y sentimientos.

  2. Preguntas de Sondeo: Al igual que el principito, que se cuestiona sobre las estrellas, debemos ser curiosos y explorar más allá de lo obvio. Las preguntas de sondeo nos permiten profundizar en las respuestas de los participantes, desentrañar las razones detrás de sus elecciones y descubrir insights que podrían pasarse por alto de otra manera.

  3. Preguntas sobre Experiencias y Emociones: En lugar de limitarnos a preguntas sobre características y especificaciones, deberíamos indagar sobre las experiencias y emociones asociadas con un producto o servicio. ¿Cómo se sienten los consumidores al interactuar con el producto? ¿Qué emociones evoca en ellos? Estas preguntas nos ayudan a comprender la relación entre el producto y el consumidor de una manera más holística.

  4. Preguntas Prospectivas: Siguiendo el ejemplo del pequeño príncipe, que se pregunta sobre el futuro de su rosa, deberíamos incluir preguntas prospectivas en nuestros estudios de mercado. ¿Qué esperan los consumidores del futuro? ¿Cómo imaginan que sus necesidades y deseos evolucionarán con el tiempo? Estas preguntas nos permiten anticipar tendencias y adaptarnos a las cambiantes demandas del mercado.


Al adoptar un enfoque más reflexivo y diverso en la formulación de preguntas en los estudios de mercado, podemos obtener una comprensión más completa y matizada del comportamiento del consumidor. Al igual que el principito, que ve más allá de los números y se pregunta sobre las cosas que realmente importan, podemos profundizar nuestra comprensión del mercado y encontrar nuevas oportunidades para innovar y satisfacer las necesidades de los consumidores.


*La Importancia de las Preguntas en los Estudios de Mercado

En el mundo digital de hoy, donde los estudios de mercado frecuentemente se realizan en línea y la mayoría de los participantes responden desde sus teléfonos inteligentes, es crucial considerar cómo adaptar nuestras preguntas para maximizar la participación y la calidad de las respuestas. Si bien las preguntas abiertas son ricas en contenido y nos brindan una comprensión profunda de las opiniones y experiencias de los participantes, pueden presentar desafíos en un entorno en línea.


Las pantallas pequeñas y los teclados táctiles de los smartphones pueden dificultar la redacción de respuestas largas y detalladas, lo que puede llevar a una menor participación y a respuestas menos elaboradas. En este contexto, es importante equilibrar la riqueza de las preguntas abiertas con la conveniencia y accesibilidad que ofrecen las opciones predefinidas.


Una forma de abordar este desafío es incorporar una combinación de preguntas abiertas y cerradas en nuestros estudios de mercado en línea. Por ejemplo, podríamos comenzar con preguntas cerradas para recopilar información básica y luego seguir con preguntas abiertas para profundizar en las respuestas de los participantes. De esta manera, aprovechamos la conveniencia de las opciones predefinidas mientras aún permitimos que los participantes expresen sus opiniones de manera libre y creativa.


Además, podemos enriquecer nuestras opciones predefinidas utilizando insights de otros métodos de investigación cualitativa, como sesiones de grupo o entrevistas individuales. Al incorporar palabras clave, frases o temas que surgen en estas sesiones cualitativas en nuestras opciones de respuesta, podemos capturar una gama más amplia de perspectivas y experiencias, incluso en un formato más estructurado.


En última instancia, al adaptar nuestras preguntas para la era digital, no solo estamos mejorando la experiencia del participante y aumentando la participación, sino que también estamos garantizando que nuestros estudios de mercado continúen siendo relevantes y efectivos en un mundo en constante evolución. Al igual que el principito, que comprende la importancia de adaptarse a su entorno cambiante mientras aún se aferra a sus valores fundamentales, nosotros también debemos adaptarnos a las nuevas tecnologías sin perder de vista la esencia de nuestra investigación: comprender las necesidades, deseos y emociones de los consumidores.

5 visualizaciones0 comentarios

Kommentit


  • Instagram
  • Facebook
  • LinkedIn
bottom of page